Intervalo de Mierda

Puchos

¿Y si de repente me levanto y dejo de necesitar tu voz?

Andan rondando fantasmas que no existen (porque los fantasmas no existen)

andan brujas cerca de la ventana (que las hay las hay)

entonces tus ojos parecen eternos,

los mios se secan, se mojan, se secan, se mojan, y miran… te miran.

Recibire la paliza del repetitivo circulo que esquivo pero que me domina,

y allá voy nubes de pis,

porque no vuelvo en mis pasos,

porque mis pasos son siempre los mismos,

y los tropiezos me tienen ducho, se que golpear con la frente me produce la fugaz amnesia,

allá fué tu risa, porque llegarás al final y quedarás con manos vacias.

 

 

Amanece prudente,

un marrón sol de mierda,

y llueve intermitente,

una sal que arruina las chapas.

 

Me disfrazo de acero,

para volverme plumas,

no de pájaros,

si no de vedet.

 

Buscando esas tetas,

que dan leche de olvido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: