“¿Te puedo dar esto por los cinco?

moneda

La gente llora porque el kiosquero le da un caramelo por los cinco centavos. Llamo al ejercicio. ¿Cuántas veces tenés una moneda de cinco centavos? ¿Cuántas veces regalaste una moneda de cinco centavos? Las has dejado dormir eternamente bajo el ropero, bajo tierra, la has usado de collar, las has abandonado siempre, a su suerte, nadie respeta las monedas de cinco centavos salvo ella que siempre tiene una moneda de cinco y una sonrisa de millones, pero nadie las respeta, el respeto máximo que recibe una moneda de cinco centavos se manifiesta cuando el kiosquero te la quiere transformar en un caramelo alka, masticable, o lo que sea que salga cinco centavos. Si, soy kiosquero. “los kioscos tienen que tener cambio” Coincido, pero, si abandonamos la fantasía de que tras el mostrador el kiosquero tiene una maquina en la cual inserta un billete de cien pesos y por el otro orificio se despide el mismo importe pero en monedas, nos daremos cuenta de que, en algún momento, el kiosco se quedó sin cambio, siempre tendrás otro para variar tu suerte.Una estadística que saqué simplemente por estar dos años atrás de esa ventanita, es la de que, de cada unos cincuenta clientes, solo uno entrega alguna moneda de cinco centavos, un dato importante.Sumado a que no quiero hablar de comparaciones, de cuando pensamos que un kiosquero se está haciendo millonario por monedas que, lejos de adueñárselas, las convierte en un caramelo, o sea, producto del valor equivalente a la susodicha moneda. Pero cuando la boleta de teléfono llega con cincuenta pesos más, boleta emitida por una multinacional que sí, se está haciendo millonaria, más millonaria, nos limitamos a decir “que hijos de puta, me están cagando” para luego ir y, pagarla, quizás eres uno de los pocos iluminados que disponen del tiempo y la voluntad para recorrer los vericuetos de la burocracia para llegar a que te perdonen esos cincuenta pesos habiendo gastado sesenta en tiempo.Resumiendo: si quieres que tus cinco centavos se respeten, respeta tus cinco centavos, paga justo, no rompas más las pelotas, en un kiosco, en un banco, en un taxi, en un almacén, no vas a encontrar los cinco centavos que dejaste abajo del ropero.

Anuncios

12 comentarios

  1. También me ha tocado atender y no tener cambio, es lo más seca peluca que hay. Pero, más allá de los 5 cvos o no, lo que me molesta es que me encanutan los Alka, sin preguntar, de prepo, con lo horribles que son, por lo menos dame un sugus, un palito de la selva … qué se yo.

  2. palito de la selva, eso, iniciemos una campaña para transformar el alka en palito de la selva…

  3. me importan un carajo las monedas de 5 centavos. de modo tal que si el kiosquero se las quiere guardar todo bien.
    Y si … también fui kiosquero !!!

  4. Yo también fui kiosquera!!!
    Solo un mes, pero cuenta.
    Son cinco centavos loco!!!
    Cuando pago con $1.25 me voy en cuanto me dan el cospel, no pido los cinco, ni recibo caramelo ni nada…
    El kiosquero de mi barrio se compró un mercedes gracias a mi desinteresada generosidad.
    Ponele!

  5. agostina: no lo dan de prepo, de ultima, proba diciendo “me das otro?”

    rominita: pedilo, aunque vos siempre tenes de cinco

    albano: clarinete

    Vic: genial, un mercedes, genial

  6. una monedita por un caramelo no le hace mal a nadie.

    Acá nos quejamos al revez, nos quejamos cuando el guarda del òmnibus nos da todo el cambio en moneditas, hace como tres días que tengo sindrome de sonajero

  7. A mí generalmente me lo dan de prepo. En el kiosco que está en Chacabuco y Obispo Oro me enchufan los Alka, y prácticamente ni me miran la cara cuando me lo dan. Y sí, generalmente pido: “che, te puedo pedir uno más rico?”. Todo bien, yo atendí gente durante 4 años y la verdad es que los terminás odiando un poco a todos, porque la gente en general es bastante mal educada, pero bueno … me enchufan los Alka, es real.

  8. y qué queda para los charitos de 1 centavo entonces!. ¿el destierro?.

    y ya que estás dame dos pesos de caramelos mu-mu y un atado de Saratoga de 20.

    abrazo, cumpa!.

  9. Qué razón tenés.
    Acá en españa hay monedas de 5, de 2 y de 1 centavos. Bueno, céntimos. Las de uno no sabés como te sirven para pagarle justo en el súper… y si pagás con 10 algo que sale 9.99, te dan el centavo!.

    ¡NO TE GARCAN!

    Saludos.

    L.
    elultimoparaguas.blogspot.com

  10. que haces en españa? volve chaval, que aca en cordoba no sabes lo que esta pasando, un montonazo de cosas que no pasan en españa, posta, por ejemplo, hay muy poca gente que diga “cojones!” y mucha que diga “la conchasumadre!”

  11. y si voy a comprar algo de $1.25, y me faltan los cinco ¿me los perdona el quiosquero? ¿eh, a ver?

  12. amalio: si no se trata de un cospel o puchos, siempre se redondea para abajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: