The Reart

 dsc04696.jpg

De repente uno cruza la tranquera y el aire parece suspendido,

Como si estuviera alivianado con suspiros,

Los colores ya no son colores ahí,

Son palabras “no lo puedo creer” que se despiertan “impresionante”,

Los árboles son pinturas,

La ruta es pasado,

La noche es negra, más negra que la mierda,

Ella ahí adelante es como una linterna,

No veo ni mi mano, que apoyo en una especie de tela negra mientras camino por algo que parece un camino dibujado para vehículos,

Escucho ruidos, para mi, son todos animales,

Ella hace una melodía con la voz y, cuando me entero de que no canta, me doy cuenta que me estaba diciendo que “son autos, que pasan por una parte de la ruta que hace ese ruido” y después, por adentro, yo voy tarareando esa melodía,

El ruido del río se convierte en un trasfondo que revienta en recuerdos,

Como cada vez que empiezo a escuchar ese tipo de sonido, ese único sonido,

A esa altura la melodía de “esta es la segunda tranquera” y los arreglos ambientales me llevan caminando a quince centímetros del suelo,un preludio de apenas unos cinco minutos para una gigantesca obra de aproximadamente una noche y un día, le dije que era la banda sonora de la película que es mi vida,

pero después de ese capitulo,

a los musicales hay que escucharlos,

yo soy muy bocón,

pero descubrí que mientras se componen esos movimientos,

luego, cuando se desarrollan, detrás de mis verborragias,

todo se queda tallado en piel,

en aire,

en tiempo.

¡Qué pedazo de orquestación se mandó en un ínfimo y troquelado fin de semana!  

Anuncios

8 comentarios

  1. ¡¡¡FABULOSO!!!
    Toda una fascinación caminar a centímetros de la tierra!! … yo generalmente vuelo… y nadie me cree…
    Como siempre… “pedazo” de escrito te mandaste!!! gran talento el tuyo. Aplausos.
    Un beso.

  2. y si ese pequeño lugar en este gigantezco planeta te hace sentir infinitas sensaciones y sentimientos…es mágico. Que bueno que existe y que solo esta a 2 horas del infierno (te dije que te ibas a enamorar de ese paraiso…como yo)

  3. Buenísimo.
    Me dajaste sin palabras, pero con banda sonora.
    Un beso Nardo!

  4. el silencio… es la mejor de todas…

  5. mari: que no te crean, que se caguen

    macedonio: gracias, gracias, usted es el mejor publico del mundo, siempre querre volver a actuar aqui.

    nati: si, creo que me dijiste, de todas formas, no es taaaaaan distinto a otros en esta provincia, al lugar lo hace la compañia.

    victoria: gracias vic!

    chicosoquete: exacto

  6. qué lindo texto, Nardo. Muy honesto y muy bien escrito. un abrazo

  7. “Escucho ruidos, para mi, son todos animales”
    ojalá lo fueran. nos iría mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: