¡Oh! ¡La visión!

tirame la gomita

 

Tengo un puñado de caramelos gomita que se ponen pegajosos, blandos. La sensacion es desagradable, odio todo, absolutamente TODO lo que sea pegajoso, más aún si es comestible.

Nunca como caramelos gomita pero hoy me levanté con un puñado de caramelos gomita que, al parecer, tuve en mi mano toda la noche, ya es una especie de masa uniforme que no me permito ver, ya la palpo nauseabunda, la visualización puede ser un detonante, agradezco mirando el paquete vacío en el piso, agradezco a su fabricante, porque no emanan hedor, son gomitas, son frutales, si esto tuviera olor a mierda, se sumaría la tan efectiva participación del olfato y quizás, con suerte, solo vomite lo deglutido ayer.

Tengo un puñado de caramelos gomita y no soy capaz de desarmar mi puño, por el contrario, aprieto, más, más, más, así que todo ahí se vuelve más y más desagradable.

No puedo huir, no puedo abrir, no puedo espiar, no quiero oler ¿Hasta cuándo puede uno soportar? Salgo de bañarme, me voy a trabajar.

Soy un triste empleado de call center, nunca elegí este trabajo, pero soy la pequeña y volátil creación de un escritor poco talentoso, vulgar, tan común que me mete a trabajar en un call center para que yo, desde adentro, pueda decir que no soporto que a un pelotudo se le diga lider, que a un grupo de pelotudos se les diga team, que a una “manada de pelotudos” se les diga “manada de pelotudos” pero en inglés, no lo soporto, no puedo ir al baño, me preguntan que me pasa en la mano y no soy capaz de decir que desperté con un puñado de caramelos gomita y que, aún a media mañana, no entiendo bien porqué.

Vuelvo a mi hogar luego de vivir una patética y triste vida de call center, necesito el dinero, no se si puedo fundamentar eso, pero lo necesito.

Duele, duele la muñeca, me explica mi vieja que son los tendones, que me duelen de tanto presionar, que tome la leche que me preparó y que no sea tan estúpido, que ya tengo casi treinta años y que me sigo portando como un pibe de 15, que me llamaron dos veces y que ninguna fue una chica, que si ando bien, que en qué ando, que por qué no me llaman chicas.

Tengo un puñado de caramelos gomita y temo no superarlo, ¿es biodegradable el caramelo gomita? Me pregunto una y otra vez, en caso de serlo ¿Se volverá parte de mi mano o solo se pudrirá? Y si se pudre ¿Me infectará la mano o también se volverá parte de mí? Tiemblo con solo pensarlo, la putrefacción provocaría que el olfato haga de las suyas, y si pierdo concentración en un incontrolable vómito, puedo llegar a soltar los caramelos gomita, y verlos, ya presos de las bacterias, y la visión, ¡Oh! ¡La visión!

Tengo un puñado de caramelos gomita y eso que a mi no me gustan mucho los caramelos gomita, una vida por delante, una camisa que no soy capaz de estrenar porque es “muy camisa” y yo soy mas “remera” o “camisa que parece remera”, una esperanza de acero y un temor incontrolable.

Lo más tangible, por ahora, es el puñado de caramelos gomita.

Anuncios

10 comentarios

  1. … y pensar que aveces soy un caramelito de goma pudriéndome en el puño apretado de alguien.

  2. Mi vida en este momento es uno de esos caramelos de gomita, y ese idiota me tiene entre sus manos. Ya no soy yo, soy esa masa pegajosa y amorfa que tiene impresas las lineas de sus manos, esas mismas lineas que dejò impresas en mi cuerpo… quisiera ser yo quien lo tuviera a èl como caramelo de gomita, y amasarlo a mi gusto, y que se pegara a mi y que fuera yo quien decidiera que hacer con esa masa…

    maldiciòn..

  3. suelta el caramelo gomita.
    suelta el trabajo gomita.
    suelta a tu mamá gomita.
    suelta te, gomita.

  4. ¿No prefererías ser un caramelo gomita colorido y pegajoso, proximo a ser devorado por una boca deseosa de azucar antes que un triste empleado de call center a punto de agarrarse una tendinitis?

  5. me quedo con los caramelos gomita que dan los arboles tapadores de bosque que entran por la ventana junto con el viento del verano y se quedan en mi mano mientras sueño y los agarro fuerte pensando que abrazo lo que sueño. Esos caramelos gomita no son tan malos… son los que me hacen acordar a vos.

  6. marroncito: y querras que desarmen el puño?

    agustina: a veces toca, a veces no.

    amalio: se ve que no le era tan facil

    euge: no se, preguntale al muchacho del cuento

    rominita: el viento tambien me hace acordar a vos, o lo decis porque soy un gil de goma? am!

  7. adoro los caramelos gomitas y todo lo que sea de color, dulce, pequeño, visualmente indefenso …y si me llama por mi nombre, compro!

  8. Nada más placentero que engullir una docena de gomitas y armar una gran bola multicolor y pegajosa! Sacarla hasta que quede entre los labios y hacerle muecas al Team leader del orto, alcahuete de pordioseros, negreros, devenidos en empresariostoides parasitos de Timofónica, Vomistar y Truchocom. Que nos mire con cara de Freud con un palo en el orto y que no pueda entender porque hemos acabado de plasmar esa gran bola multicolor sobre la pantalla de nuestro monitor. Nos levantamos de nuestra silla, pasamos a su lado, deseando que apenas nos roce para así acabar con su miserable vida de olisqui puñetero bilingue (con dos puntos sobre la u) propinándole tantas patadas que terminaría como es bola multicolor pero solo en rojo. He dicho. Nada más placentero! Un abrazo, Nardo!

  9. Ah… sos telemarketer!?… Bien!.
    Perdón, no me la pude aguantar…jajajajjaa

    Macedonio.

    P.D: Tiempo que no pasaba. Pintaste el rancho… cambiaste los muebles?… Quedó piola.

  10. Como dijo Osho alguna vez: cuando tienes algo, disfruta tenerlo, cuando no lo tienes, disfruta no tenerlo. He dicho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: