Matones (primero)

Alberto desenfundaba la Chacata y todos se miraban, ansiosos, temerosos, como preguntándose “¿Quién fue el moquero?” pero Alberto era tan intermitente (característica por la cual lo apodaban Alberto “La Baliza” Gomez) que se emborrachaba y chacataba a cualquiera, sin distinción de raza, clero o equipo de fútbol.

Una de las historias que contaba el viejo esquizofrénico Eusebio no tenía nada que ver con La Baliza, pero la contaba tan bien que merece el comentario.

Elevó su mano izquierda y extendió el dedo índice, firme, comenzó a girar, como buscando un objetivo para chacatear. José Hermenegildo Serafín Sanchez Ordoñez Bogado Antún tosió, todos lo miraron, todos menos el Polo Manfredi, que había nacido ciego, pero como todo no vidente fue el primero en percibir el sonido.

El silencio era tal que se podía escuchar como la Chacata de Alberto se acomodaba en dirección a José Hermenegildo Serafín Sánchez Ordóñez Bogado Antún. La Chacata de Alberto era conocida en todos los boliches de barrio Alberdi, más que por su historia, porque era la única en todo Córdoba, y La Baliza Gómez la manejaba como nadie, cualidad que le era propia por la misma razón que proveía de fama al artefacto: era el único que lo manejaba, nadie vio nunca otra Chacata por lo tanto a ningún chacarero para comparar con Alberto.

José Hermenegil… (vamos a decirle Pepe para ahorrar lubricación ocular) Pepe tragó saliva, Ramón, el dueño del boliche no sabía si intervenir o no.

La Chacata y Pepe se enfrentaron, temblaba el aire, nadie se movía, nadie respiraba.

Cuando se daba por hecho que Pepe iba a ser chacateado se abrió la puerta que daba a la calle, una silueta se dibujo con un fondo penumbroso, a lo lejos en la fría noche se podía divisar el imponente cementerio San Jerónimo.

Anuncios

4 comentarios

  1. Vamos José Hermenegildo Serafín Sánchez Ordóñez Bogado Antún!!!!! Te salvará un zombie???

  2. Imagino cuando tomaban lista en la clase y el profsor tenia que repetir todo eso o cuando lo llamaba el medico a este hombre! pavadita de nombre!

  3. Yo vivo a cuadras del cementerio, y los otros días, me parecío ver a José Hermenegildo Serafín Sánchez Ordóñez Bogado Antún. Yo le grité: eh! José Hermenegildo Serafín Sánchez Ordóñez Bogado Antún!!! Pero no me escuchó.

    Un groso José Hermenegildo Serafín Sánchez Ordóñez Bogado Antún, un groso.

    (abrazo Nardo! tanto tiempo!)

  4. No ahorremos lubricación ocular, es bueno que lineas como estas nos sequen los ojos. UN abrazo….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: